lunes, 15 de febrero de 2010

La saga de los Confines

La saga de los confines, escrita por un Argentina llamada Liliana Bodoc, que tuvo la magistral idea de escribir sobre la conquista de América con una imaginación que supera lo real y nos sumerge en la magia, con personajes guerreros y místicos y una pluma con el estilo de J.R.R. Tolkien, autor de "El señor de los anillos"



“Cuando Liliana me hizo llegar su manuscrito, no podía creer la joya que tenía ante mis ojos. Y decidimos publicarla. Recuerdo que al lanzar el proyecto los colegas me decían asombrados: ¿épica fantástica y escrita por una mujer? Sí, todo eso. Y el tiempo me ha dado la razón” Antonio Santa Ana, editor en “Editorial Norma”

Y así fue, no solo se publicó en Argentina, sino también en Venezuela, Italia, Alemania, Colombia y España

Esta colección comienza con el primer título “Los días del venado”, al cual le siguen “Los días de la sombra” y “Los días del fuego”.
El libro se desarrolla en un mundo imaginado por la autora, conformado por las tierras fértiles y las tierras antiguas.
Sus protagonistas, una familia, un guerrero, sus hijos y un camino que recién comienza. El bien y el mal toman sus posiciones y pujan buscando alcanzar el primer lugar.



"Esta novela es, creo, una gran metáfora. Yo lo diría así: hay una gran guerra que todavía no se terminó de librar y en la que se enfrentan dos mundos: uno que pelea por la vida y otro que pelea para la muerte" (Liliana Bodoc)

Sinopsis:

"Han zarpado unas naves. La Magia de las Tierras Fértiles percibe confusas señales en ellas, no logra descifrar si debe recibirlas con la alegría del reencuentro o con la tristeza de las armas. Nada saben de la terrible amenaza que se cierne sobre el continente. No saben aún que nada volverá a ser como fue. El bien y el mal, como en todo gran relato épico, libraran una batalla terrenal, pero también habrá fuerzas intangibles, mágicas, cósmicas. Los hombres de paz se convertirán en guerreros, los guerreros en héroes…”


Un poco del libro:

Y ocurrió hace tantas Edades que no queda de ella ni el eco del recuerdo del eco del recuerdo. Ningún vestigio sobre estos sucesos ha conseguido permanecer. Y aún cuando pudieran adentrarse en cuevas sepultadas bajo nuevas civilizaciones, nada encontrarían.
Lo que voy a relatar sucedió en un tiempo lejanísimo; cuando los continentes tenían otra forma y los ríos tenían otro curso. Entonces, las horas de las Criaturas pasaban lentas, los Brujos de la Tierra recorrían las montañas Maduinas buscando hierbas salutíferas, y todavía resultaba sencillo ver a los lulus, en las largas noches de las islas del sur, bailando alrededor de sus colas.
He venido a dejar memoria de una grande y terrible batalla. Acaso una de las más grandes y terribles que se libraron contra las fuerzas del Odio Eterno. Y fue cuando una Edad terminaba y otra, funesta, se extendía hasta los últimos refugios.
El Odio Eterno rondaba fuera de los límites de la Realidad buscando una forma, una sustancia tangible que le permitiera existir en el mundo de las Criaturas. Andaba al acecho de una herida por donde introducirse, pero ninguna imperfección de las Criaturas era grieta suficiente para darle paso.
Sin embargo, como en las eternidades todo sucede, hubo una desobediencia que fue herida, imperfección y grieta suficiente.
Todo comenzó cuando la Muerte, desobedeciendo el mandato de no engendrar jamás otros seres, hizo una criatura de su propia sustancia. Y fue su hijo, y lo amó. En ese vástago feroz, nacido contra las Grandes Leyes, el Odio Eterno encontró voz y sombra en este mundo.
Sigilosa, en la cima de un monte olvidado de las Tierras Antiguas, la Muerte brotó en un hijo al que llamó Misáianes. Primero fue una emanación que su madre incubó entre los dientes, después fue un latido viscoso. Después graznó y aulló. Después rió, y hasta la propia Muerte tuvo miedo. Después se emplumó para volar contra la luz.
Los vasallos de Misáianes fueron innumerables. Seres de todas las especies se doblegaron ante su solo aliento y acataron su voz. Pero también seres de todas las especies lo combatieron. Así, la guerra se arrastró hasta cada bosque, cada río y cada aldea.
Cuando las fuerzas de Misáianes atravesaron el mar que las separaba de las Tierras Fértiles, la Magia y las Criaturas se unieron para enfrentarlas. Estos son los hechos que ahora narraré, en lenguas humanas, detalladamente.

Los días de la sombra



"El tiempo no tiene una sino sus muchas ruedas. Una rueda para las criaturas de corazón lento, y otra para las de corazón apresurado. Ruedas para las criaturas que envejecen lentamente, ruedas para las que se hacen viejas con el día..."


Los días del fuego



"Estas palabras fueron antes memoria, antes fueron sucesos.
Palabras que nadie podría pronunciar, desmemoria, sucesos perdidos para siempre si una mujer Nakín no se hubiese ofrendado.
El Clan de los Búhos le otorgó un destino: debía resguardar para los hombres todos los aconteceres de un tiempo que ya era antiguo cuando transcurría. Ella obedeció. Se sentó frente a los códices sagrados.
Sin cerrar nunca los ojos, repitió la misma cosa durante muchos días, muchos años. Y sólo esas palabras le importaron. Pero luego comprendió que no bastaba con obstinarse en retener sucesiones idénticas. Comprendió que en la línea recta se fatigaba la memoria. Entonces, siguió el camino de la línea que se tuerce y retuerce; porque el trazo circular es más propicio para el recuerdo..."

6 comentarios:

Keane | Tehanu | Vir | Y otras personalidades más dijo...

Que idolas en poner a Liliana...
La verdad que su saga me parece una de las mejores de la épica contemporánea, y desde luego una de las más originales (sino la más)... Yo estoy preparando unas reseñas para mi nuevo blog, es que hace tanto que los leí ^^U

Bonito blog n.n

Cele dijo...

Gracias Keane, y avisame cuando este listo tu nuevo blog así lo conozco!!!!
Un beso
Cele

JMH dijo...

Hola!!
Wow!! No conocía esta saga! La voy a buscar en la librería! (en mi universo paralelo no me entero de nada jajaja)
Gracias por el dato!

SALUDOS!!!!

natalia dijo...

Historia con magia? wuau una buena forma de leer... igual lo que mas me llama la atencion son los nombres, los significantes de esta saga...

Nacho dijo...

Me gusta mucho tu blog, yo tengo uno, todavia es pequeño http://www.cafe-ignacio.blogspot.com
siempre le tuve ganas a esa saga pero no estaba seguro, cuando termine de leer las cosas que tengo me voy a leer los dias del venado.

Keane | Tehanu | Vir | Y otras personalidades más dijo...

Hola, Cele y demás ^^
Te acordás que te dije que iba a abrir un nuevo blog, pues lo hice, están invitad@s xD
http://juvenil-la.blogspot.com/
Ya hemos puesto este blog en nuestra lista de recomendaciones, aunque nos encantaría afiliarlos ^^
Espero que se den una pasada a ver que tal, besotes ;)